El dolor de Dios: Inversiones del Apocalipsis

Las "bondades" comerciales de Zizek ya las conocemos, y la oportunidad del tema no puede ser mayor (¿cuándo no lo es la religión?): crecimiento del islamismo político en Oriente Próximo y el Magreb; Iglesia católica siempre en el punto de mira; el tándem Israel-judaísmo abonado a un perpetuo primer plano de la polémica… Así pues, hay que reconocer que una incisiva reflexión sobre el explosivo cóctel que, en el siglo XXI, siguen constituyendo religión y política tiene su atractivo. Cabe el riesgo de que, al ser un libro de Zizek en coautoría, despierte menos interés que otros de sus títulos "de actualidad". Sin embargo, una de las virtudes de este libro es el diálogo que mantienen ambos autores, pues cada reflexión del materialista Zizek se ve seguida por la del teólogo (crítico, para nada acomodaticio) Gunjevic, de modo que la religión es analizada/criticada desde dos perspectivas distintas pero complementarias; el resultado es realmente fresco y atractivo. Porque, en cuanto al contenido propiamente dicho, el libro ofrece una brillante y sutil disección -y posterior reconstrucción- de las tres grandes religiones monoteístas, de la mano de las herramientas habituales del esloveno (como siempre, Hegel y Lacan al fondo), para mostrar el modo en que cada una de estas fes entiende lo humano y lo divino, y cómo las diferencias entre ellas acaban resultando mucho más peculiares de lo que puede parecer a primera vista. Si se quiere un ejemplo de diálogo crítico, constructivo, revelador, en absoluto acomodaticio, que abre caminos y mentes. En suma, y parafraseando comentarios sobre obras suyas previas, estamos ante un Zizek en estado puro, "aparentemente desordenado y confuso pero, en realidad, revelador e hipnótico" (muy hipnótico).

Autor: Slavoj Zizek

Precio: $99,000